Publicidad:
La Coctelera

valma

12 Julio 2008

Eficacia de los lavados nasales

Hace ya unos 25 años que leí en el libro de yoga ( muy claro y práctico) "Aprendo Yoga" de André Van Lysebeth, este método de higiene nasal que regularmente he venido practicando desde entonces. Es muy sencillo aunque en un principio puede parecer lo contrario, simplemente consiste en disponer un recipiente, jarro, bote, taza o similar de aproximadamente 1/2 litro con agua templada y añadirle una cucharita de postre con sal.
Inclinamos ligeramente la cabeza hacia atras y colocamos el jarro con su borde apoyado en la base de la nariz de forma que el agua nos cubra los orificios nasales. Aspiraremos con suavidad y notaremos que asciende el agua con facilidad y caerá en nuestra garganta, tranquilo/a que no te ahogarás, de donde la expulsaremos por la boca en el lavabo. Puede ser que alguien se atragante un poco al principio, pero en unas pocas sesiones se le coge el tranquillo y no da ninguna molestia, todo lo contrario se nota una sensación muy agradable de limpieza, la nariz es realmente un filtro, porque las mucosidades y particulas sucias existentes son eliminadas. Para rinitis, constipados, sinusitis o simplemente higiene diaria es de gran efectividad. Es muy conveniente tener preparados el tarro y la sal en el cuarto de baño, para que a uno le sea cómodo hacerlo cada día después de la ducha y crear un hábito que cualquiera podrá comprobar es de lo más saludable. Por supuesto esto no quiere decir que en ciertos casos no vayamos al médico, pero sus efectos siempre son muy positivos en las afecciones respiratorias de nariz, senos paranasales y aún garganta. Un amigo al que se lo recomendé me preguntó si no podría ser agua sin sal. Recordemos lo de la presión osmótica y las membranas semipermeables, la mucosa nasal es un tejido con cierto grado de salinidad, también las lágrimas son saladas, y el agua que utilizamos si fuese sin sal pasaría con mucha dificultad y nos resultaría molesto, además la sal favorece la limpieza; pero atentos de no poner demasiada sal que tampoco sería agradable y secaría en exceso la mucosa nasal. Una cucharita de postre en 1/2 litro puede ser apropiado y cada uno puede probar un poquito más o menos hasta ver la cantidad que le resulta más agradable.
Creo venden en herbolarios una especie de tetera pequeña dispuesta para este fín, se intoduce el pitorro por un orificio nasal entra el agua y no llegará a la garganta, sino que saldrá por el otro orificio, luego alternar.
A mí me parece que de esta forma la limpieza es mucho menor, de todas formas no lo he probado, ni lo voy a probar porque lo que he explicado funciona fantasticamente bien. Si alguien por un casual leyese esto y lo practicase, me gustaría conocer su opinión sobre los resultados conseguidos.

servido por valma 3 comentarios compártelo

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

Isabel Vidal

Isabel Vidal dijo

Un compañero de yoga me recomendó estos lavados para problemas de sinusitis temprana. Son una maravilla, pues se me habìa olvidado que se podía respirar de esta manera.

Al principio me pareció complicadísimo que aspirando por una fosa nasal saliera el agua por la otra y tras varios simulacros de ahogamiento, perfeccioné la técnica.

Muy efectivos, pues como dices, sacan toda la mucosidad malamente acumulada.

Haciéndolo con sal tenía muchas molestias, aún reduciendo las cantidades que me recomendaron y encontré una solución en el sulfato de magnesio. Una cucharada y media, cafetera, en unos 250 ml, en agua templada.

Saludos...

4 Agosto 2009 | 12:31 AM

oskar

oskar dijo

Padezco una rinitis vasomotora ,o rinitis alérgica (cada otorrino me da un diagnóstico distinto)
He provado unos cuantos métodos de limpieza nasal, y en mi caso son de leve o nula eficacia,
El último otorrino me recomendó hacer los lavados nasales con una jeringa, introduciendo el agua con sal por la fosa y asegurarse de que sale por la misma fosa.
La razón de esto es que el agua con sal puede pasar a los senos paranasales , ,en los casos de sinusitis se usa el metódo de aspirar el suero que se introduce por una fosa por la contraria ,és la única manera de asegurar que no sucede lo dicho antes y extraer los fluidos y gérmenes de los senos que se producen en la sinusitis y luego repetir la operación con la otra fosa (esto lo hacen en la consulta del médico ).
És importante hacer los lavados con agua sin cloro ya que esta irrita la mucosa nasal ,y encontrar la medida justa de sal.
La basija de la que hablas la venden en los herbolarios y se conoce como lota.

24 Agosto 2009 | 08:02 PM

valma

valma dijo

Hola Isabel y Oskar, gracias por vuestras opiniones. Aquí si que he escrito algo absolutamente personal. Como digo yo no empleo la lota, sino un recipiente de unos 0,5 litros. Si que será seguro peor usar agua templada del del grifo, pero es lo que hago por menos complicación. La cantidad de sal más bien poca, llevo muchos años haciendolo y me va muy bien. Como digo el agua asciende por los dos orificios nasales y me cae a la garganta, cuanto más abajo mejor y la expulso sin problemas por la boca. El uso de jeringa me parece apropiado para los niños, pero en nuestro caso me parece preferible emplear al menos 300 cc de agua, y como digo va bien, es cuestión de probarlo. Isabel, yo no he probado con sulfato de magnesio, pero si te va mejor estupendo. Siempre entiendo que practicado con regularidad es como prevención, metodos curativos pueden ser necesarios más contudentes. Un saludo

24 Agosto 2009 | 08:56 PM

Escribe tu comentario


Buscar

suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

¿Qué es esto?

Crea tu blog gratis en La Coctelera