Publicidad:
La Coctelera

valma

12 Julio 2014

Seguro Que Ésta Te Gusta

Hola Teresa, te cuelgo ésta canción de Bob Dylan del año 66, que venía en un doble LP el Blonde on Blonde; con todas las canciones buenísimas, sin duda Dylan es un genio. Casi ésta es mi favorita, arquetipo de la canción de amor desesperada. Seguramente cuanto más la escuchas más te gustará.

Tags: canciones

servido por valma 1 comentario compártelo

8 Julio 2014

Entrenamiento para perder grasa

Los articulos de Marcos de Fitnes Revolucionario son siempre muy interesantes, como este resumen que escribo a continuacion. "Mucha gente piensa que el cardio es la mejor manera de quemar grasa, pero eso es una verdad a medias, y mal entendido puede ser directamente una gran mentira. Este estudio por ejemplo comparó el resultado de la misma dieta hipocalórica en dos grupos similares, con la diferencia de que un grupo sólo hacía cardio y el otro sólo hacía pesas. Los que sólo hicieron cardio perdieron más peso, por lo que estarían muy contentos si sólo tuvieran una báscula. Pero ya sabes que el peso no es muy importante, y si miramos la composición corporal vemos que el grupo de cardio perdió en realidad la misma grasa que el otro grupo (un poco menos de hecho) pero perdieron 4 kilos de músculo, mientras que los que sólo entrenaron pesas perdieron un poco más de grasa y nada de músculo. Conclusión, pensar sólo en el peso que pierdes o las calorías que quemas es un error. Un simple espejo te dará muchas veces mejor información que la báscula. Sin duda parte de estas diferencias se deben a la respuesta hormonal que produce el entrenamiento de fuerza, que eleva las mágicas hormonas anabólicas, como la hormona de crecimiento y la testosterona. Correr a media intensidad durante horas sencillamente no produce este efecto, y si lo haces con una dieta baja en calorías, la pérdida muscular está asegurada. El entrenamiento depende también del tipo de cuerpo que tengas. Si eres ectomorfo: Limita el entrenamiento puramente aeróbico, es más eficiente poner énfasis en desarrollar músculo, incluyendo sesiones de fuerza máxima, kettlebells, CrossFit, que te ayuden a quemar grasa sin derrochar preciosas calorías o quemar músculo. Si eres endomorfo: También debes trabajar tu fuerza e incorporar intervalos de alta intensidad, pero quemar calorías adicionales con cardio tradicional te ayudará."

http://fitnessrevolucionario.com/2014/07/06/la-guia-de-referencia-para-la-quema-de-grasa/

Tags: ejercicio

servido por valma 3 comentarios compártelo

3 Abril 2014

Fluctuaciones Cuanticas del Vacio

Algunos átomos se desintegran al cabo de 1000, 5000 o 25000 años. Pudiera ser que estos átomos "se enterasen" del paso del tiempo por la acción de un reloj maestro que serían las fluctuaciones del vacio o campo punto cero. También es sabido que en los átomos algunos electrones pueden ser "empujados" a niveles más altos de energía y posteriormente caen al nivel de energía más bajo y estable emitiendo una línea del espectro como por ejemplo la línea Balmer del hidrógeno. Hay importantes indicios de que lo que empuja al electron en esta bajada al nivel más estable, sea precisamente el empuje de fotones emitidos en las fluctuaciones cuanticas del vacío. De donde pudiera estimarse que las fluctuaciones cuanticas del vacío sean un mecanismo indispensable para la cohesión y estabilidad de la materia.

Tags: fisica, cuantica

servido por valma 2 comentarios compártelo

27 Marzo 2014

Lo Que No Ve Le Puede Cegar

Los rayos ultravioleta, una forma invisible de radiación, acribillan las retinas a 186.000 millas por segundo. Entre los daños a la vista relacionados con los rayos ultravioleta se encuentran las cataratas, la fotoqueratitis y el pterigión. El daño de los rayos UV se acumula con el tiempo. Por lo general no se sienten los rayos ultravioleta, de modo que no se produce ningún aviso natural del daño que se está llevando a cabo. Si bien las nubes reducen el nivel de rayos ultravioleta que alcanzan los ojos, no bloquean los rayos por completo, lo que significa que los ojos pueden estar expuestos a rayos ultravioleta incluso en días nublado. Existen tres tipos de luz ultravioleta; UVA: de menor energía, pero que penetra más profundamente que los UVB; UVB: un rayo de energía elevada que provoca la mayor parte del daño en los ojos; UVC: la forma más poderosa de todas.

La mayoría de lentes bloquean algunos rayos UV para poder anunciar que "protegen de los rayos ultravioleta", pero hay lentes de extraordinaria calidad que filtran el 100% de todos los rayos UVA, UVB y UVC. La protección está integrada en el material de la lente, de modo que no se puede desprender y no dejará sus pupilas dilatadas a merced de los rayos ultravioleta. Los rayos de luz azul dañina se conocen como longitudes de onda de alta energía visible (HEV - High Energy Visible). Se ha relacionado a la luz HEV con varias formas de daño a la vista. Por eso el material de ciertas lentes está diseñado para bloquear el 100% de toda la luz azul dañina, hasta 400 nanómetros. Además de la protección, es beneficioso para el rendimiento, ya que los rayos de luz azul son un factor importante de resplandor.

Leer más: http://es.oakley.com/innovation/optical-superiority/uv-protection

servido por valma 7 comentarios compártelo

24 Febrero 2014

Espacio-Tiempo, Gravedad Cuantica, Teoria de Cuerdas y Mundos Paralelos

Fisica Clásica

Isaac Newton descubrió las conocidas leyes de la mecánica clasica por todos conocidas F=M.a y especialmente la ley de atraccion de masas por la que los cuerpos se atraen en funcion directa de sus masas e inversa del cuadrado de la distancia F=K.M1.M2/ d2 debido a la atracción gravitacional. Sus principios, leyes y formulas han permitido el funcionamiento en la vida diaria y el conocimiento por astronomos y fisicos del movimiento de los planetas, estrellas y galaxias. Se sabía que la gravedad actua y fórmulas de cálculos, pero la mecánica clásica de Newton no permite conocer realmente cual es el mecanismo por el que actua la gravedad. Más tarde se conoció que la materia está formada por átomos, y éstos por protones, neutrones y electrones. La física cuantica demostraria posteriormente que los los protones y los neutrones están formados a su vez por partículas aún más pequeñas, llamadas quarks. Más detalle sobre la física cuantica en ...Leptones, hadrones, quarks y gluones, también en la Coctelera.

Relatividad

La teoría de la relatividad de Einstein nos dice que el tiempo y el espacio están íntimamente conectados. La velocidad de la luz es independiente del movimiento del observador y tiene el mismo valor en todas direcciones. Esto exige abandonar la idea de que hay una magnitud universal, llamada tiempo, que todos los relojes pueden medir, en vez de ello, cada observador tendría su propio tiempo personal. Los tiempos de dos personas coincidirían si ambas estuvieran en reposo la una respecto a la otra, pero no si estuvieran desplazándose la una con relación a la otra. El tiempo transcurre en forma diferente para los observadores que se mueven en forma relativa uno respecto de otro. Supongan que estamos en una avenida, parados en una esquina, y delante nuestro vemos dos semáforos, en dos calles distintas, que se ponen rojos al mismo tiempo. Para alguien que va en un automóvil los semáforos no se pondrían rojos al mismo tiempo. Esto es, por supuesto, después de tener en cuenta el tiempo que le lleva a la luz llegar a los ojos de ambos observadores. Ambos ven la luz viajando a la misma velocidad, pero ven transcurrir el tiempo en forma diferente. El tiempo es relativo, la velocidad de la luz es absoluta. Esto parece estar en contra de nuestra intuición, ya que nosotros generalmente viajamos a velocidades mucho más pequeñas que la velocidad de la luz y no medimos el tiempo en forma muy precisa. Por esta razón no nos damos cuenta que este fenómeno ocurre. Este efecto puede verse todo el tiempo en los aceleradores de partículas. Las partículas viven mucho más tiempo cuando se mueven a velocidades cercanas a la velocidad de la luz. El espacio y el tiempo se unen en un único concepto: espacio-tiempo. El tiempo es percibido en forma diferente por dos observadores que se mueven en forma relativa uno del otro. Ambos observadores ven el mismo espacio-tiempo. Existen fórmulas precisas que nos permiten relacionar las observaciones de estos dos observadores. Einstein se dio cuenta de que la teoría de Newton no era compatible con la relatividad especial, ya que, en la teoría de Newton, la fuerza gravitatoria se propaga instantáneamente. En 1915, Einstein resolvió este problema con la llamada teoría de la relatividad general.

Espacio-Tiempo

Propuso que el espacio-tiempo puede ser curvo o alabeado, que tiene alguna forma. Esta forma está determinada por la distribución de la materia. Las partículas se mueven a lo largo de trayectorias que son las líneas de menor longitud en este espacio-tiempo curvo. Así el sol curva el espacio-tiempo y la tierra se mueve a lo largo de una trayectoria que es la línea de menor longitud. La siguiente es una analogía. La descripción clásica del espacio-tiempo y las partículas moviéndose son como una mesa de billar donde las bolas se mueven, golpeándose unas con otras, etc. Las bolas de billar se mueven pero la mesa es totalmente rígida y no se mueve. La teoría de Einstein es análoga a reemplazar la mesa de billar por una membrana elástica. Las bolas de billar modifican la forma de la membrana elástica. Si tenemos una bola de billar muy pesada deformaría más la membrana elástica y si tiramos otra bola, su trayectoria estaría determinada por la forma de la membrana elástica. De hecho, aun si no hubiera ninguna bola la membrana elástica oscilaría y las ondas se propagarían. Similarmente en el espacio-tiempo pueden haber ondas gravitatorias. Estas han sido medidas indirectamente y algunos experimentos actualmente se están llevando a cabo para verlas directamente. En resumen, el espacio-tiempo es dinámico, puede oscilar y moverse. La materia curva el espacio-tiempo y produce la fuerza gravitacional. El movimiento de la materia depende de la forma del espacio-tiempo. La nueva teoría del espacio-tiempo curvado fue denominada relatividad general, para distinguirla de la teoría original sin gravedad llamada relatividad especial. La relatividad general combina la dimensión temporal con las tres dimensiones espaciales para formar lo que se llama espacio-tiempo. La teoría incorpora los efectos de la gravedad, afirmando que la distribución de materia y energía en el universo deforma y distorsiona el espacio-tiempo, de manera que ya no es plano. En la relatividad general, el espacio-tiempo es curvado no sólo por los objetos con masa, sino también por el contenido en energía. Esta siempre es positiva, por lo cual confiere al espacio-tiempo una curvatura que desvía los rayos de luz los unos hacia los otros. La teoría cuántica implica que el espacio-tiempo está lleno de fluctuaciones cuánticas. Cuando los conceptos de la teoría cuántica se aplican al espacio–tiempo, aumenta la extrañeza porque se complica la estructura, ya de por sí desconcertante, de un espacio-tiempo dinámico con los fantásticos rasgos de la teoría cuántica. La mecánica cuántica implica que no basta con considerar un espacio-tiempo, sino una infinidad de ellos, con distintas formas y topologías. Todos estos espacio-tiempos encajan entre sí según el modelo ondulatorio, interfiriéndose mutuamente. La fuerza de la onda es la medida de la probabilidad de que un espacio con esa forma concreta aparezca como la representación del universo real cuando se hace una observación. Los espacios evolucionan, como ocurre al expandirse el universo, y el sobrecogedor número de estos mundos alternativos aumentará de modo similar. No obstante, hay algunos que fluctúan muy lejos de la trayectoria principal, a una escala microscópica estas fluctuaciones se hacen mucho más pronunciadas y ocurren con frecuencia desviaciones del espacio pulido y terso.

Incompatibilidad

La relatividad general de Albert Einstein, proporciona un marco teórico para la comprensión del universo a una escala máxima: estrellas, galaxias, cúmulos de galaxias, y aún más allá, hasta la inmensa expansión del propio universo. El otro pilar es la mecánica cuántica, que ofrece un marco teórico para la comprensión del universo a escalas mínimas: moléculas, átomos, y así hasta las partículas subatómicas, como los electrones y los quarks; pero tal como se formulan actualmente, la relatividad general y la mecánica cuántica no pueden ser ambas ciertas a la vez. La mecánica cuántica y la gravedad son dos teorías que no se llevan muy bien. Las dos teorías en las que se basan los enormes avances realizados por la física durante los últimos cien años -unos avances que han explicado la expansión de los cielos y la estructura fundamental de la materia- son mutuamente incompatibles. No obstante, el universo puede ser un caso extremo. En las profundidades centrales de un agujero negro se aplasta una enorme masa hasta reducirse a un tamaño minúsculo. En el momento del big-bang, la totalidad del universo salió en erupción de una pepita microscópica cuyo tamaño hace que un grano de arena parezca gigantesco. Estos contextos son diminutos y, sin embargo, tienen una masa increíblemente grande, por lo que necesitan basarse tanto en la mecánica cuántica como en la relatividad general.

Fluctuaciones del Punto Cero

Por otra parte el estado fundamental o estado de energía más baja de un sistema oscilante no tiene energía nula, como se podría haber esperado, sino que incluso en su estado fundamental tiene una cierta cantidad mínima de lo que se denomina fluctuaciones del estado fundamental o del punto cero. Cálculos de estas fluctuaciones en los campos de Maxwell ( ondas electromagneticas ) y de los electrones pusieron de manifiesto que la masa y la carga aparentes del electrón serían infinitas, en contra de lo que indican las observaciones. Sin embargo, en los años 1940, los físicos Richard Feynman, Julián Schwinger y Shin'ichiro Tomonaga desarrollaron un método ( una especie de renormalizacion en las ecuaciones ) consistente de eliminación o «sustracción» de estos infinitos para quedarse sólo con los valores finitos observados de la masa y la carga. Aún así, las fluctuaciones en el estado fundamental seguían causando pequeños efectos que podían ser medidos y concordaban con las predicciones. Las fluctuaciones del estado fundamental tienen efectos mucho más serios en una teoría cuántica de la gravedad. De nuevo, cada longitud de onda tendría una cierta energía en el estado fundamental. Como no hay límite inferior al valor de las longitudes de onda de los campos de Maxwell, en cualquier región del espacio-tiempo habrá un número infinito de longitudes de onda y la energía del estado fundamental será infinita. Puesto que la densidad de energía es, tal como la materia, una fuente de gravitación, esta densidad infinita de energía implicaría que en el universo hay suficiente atracción gravitacional para curvar el espacio-tiempo en un solo punto, lo que evidentemente no ha sucedido.

Supersimetria

Afortunadamente, en los años 1970 se descubrió un tipo totalmente nuevo de simetría, la supersimetría, que proporciona un mecanismo físico natural para cancelar los infinitos que surgen de las fluctuaciones del estado fundamental. La supersimetría constituye una característica de los modelos matemáticos modernos, que puede ser descrita de diferentes maneras. Una de ellas consiste en decir que el espacio-tiempo tiene otras dimensiones adicionales además de las que percibimos. La supersimetría fue utilizada por primera vez para eliminar los infinitos de los campos de materia en un espacio-tiempo con dimensiones planas en vez de curvadas. Pero estaba por ver que sirviese para espacio-tiempos de dimensiones curvadas. Ello condujo a diversas teorías denominadas supergravedad, con diferentes grados de supersimetría. Una consecuencia de la supersimetría es que cada campo o partícula debería tener un «supersocio» con un espín superior o inferior en 1/2 a su propio espín. Las energías del estado fundamental de los bosones, campos cuyo espín es un número entero (O, 1, 2, etc) son positivas. En cambio, las energías del estado fundamental de los fermiones, campos cuyo espín es un número semientero (1/2, 3/2, etc), son negativas. Como en las teorías de supergravedad hay el mismo número de bosones que de fermiones, los infinitos de orden superior se cancelan.

Multidimensiones

La supersimetría constituye una característica de los modelos matemáticos modernos, que puede ser descrita de diferentes maneras. Una de ellas consiste en decir que el espacio-tiempo tiene otras dimensiones adicionales además de las que percibimos. Se llaman dimensiones de Grassmann, porque son expresadas en números llamados variables de Grassmann en vez de en números ordinarios.

Teoría de Cuerdas

Más tarde se pensó que podría ocurrir que apareciesen infinitos en las teorías de supergravedad lo cual significaba que podrían resultar fatalmente erróneas como teorías. Surgió una nueva teoría que pudiese solucionar este conflicto: La teoría de Cuerdas. En 1970 los trabajos de Yoichiro Nambu, de la Universidad de Chicago, Holger Nielsen, del Niels Bohr Institute, y Leonard Susskind, de la Universidad de Stanford, revelaron los principios físicos, hasta entonces desconocidos, que se ocultaban detrás de la fórmula beta de Euler. Estos físicos demostraron que, si se construía un modelo de partículas elementales considerándolas como pequeñas cuerdas vibradoras unidimensionales, sus interacciones nucleares se podían describir con toda exactitud mediante la función de Euler. Según su razonamiento, si los trozos de cuerda eran suficientemente pequeños, podrían seguir pareciendo partículas puntuales y, por consiguiente, podrían ser coherentes con las observaciones experimentales. La materia está compuesta por átomos, que a su vez están hechos de quarks y electrones. Según la teoría de cuerdas, todas estas partículas son en realidad diminutos bucles de cuerdas vibrantes. Cada una de las pautas o modelos de vibración preferidos de una cuerda dentro de la teoría de cuerdas se presenta como una partícula cuyas cargas de fuerza y de masa están determinadas por el modelo de oscilación de la cuerda. El electrón es una cuerda que vibra de un modo, el quark Top es otra que vibra de otro modo, y así en general. La misma idea es asimismo aplicable a las particulas transmisoras de fuerzas de la naturaleza. Veremos que las partículas de fuerza también están asociadas con modelos específicos de vibración de cuerdas y por tanto todo, toda la materia y todas las fuerzas, está unificado bajo la misma rúbrica de oscilaciones microscópicas de cuerdas, es decir, las «notas» que las cuerdas pueden producir. En 1974, Schwarz y Joël Scherk, después de estudiar las misteriosas pautas mensajeras de la vibración de las cuerdas, constataron que sus propiedades encajaban perfectamente con las de la hipotética partícula mensajera de la fuerza gravitatoria: el gravitón. Hay que considerar la teoría de cuerdas como un trabajo que se está realizando y cuyos logros parciales ya han revelado unas asombrosas ideas sobre la naturaleza del espacio, el tiempo y la materia. La armoniosa combinación de la relatividad general y la mecánica cuántica es un éxito importante.

P-Branas

Siguiendo con esta nueva teoría, más adelante se les dió el nombre de «p-branas». Una p-brana tiene longitud en p dimensiones. Así pues, una p= 1 brana es una cuerda, una p = 2 brana es una superficie o membrana, y así sucesivamente. No parece haber motivo alguno para favorecer el caso de las cuerdas, con p = 1, sobre los otros posibles valores de p, sino que deberíamos adoptar el principio de la democracia de las p-branas: todas las p-branas son igualmente probables. Todas las p-branas podían ser obtenidas como soluciones de las ecuaciones de las teorías de supergravedad en 10 o 11 dimensiones. Aunque 10 o 11 dimensiones no parecen tener nada que ver con el espacio-tiempo de nuestra experiencia, la idea era que las otras 6 o 7 dimensiones están enrolladas con un radio de curvatura tan pequeño que no las observamos, sólo somos conscientes de las cuatro dimensiones ( tres + tiempo ) restantes, grandes y casi planas. Podemos preguntarnos si los modelos matemáticos con dimensiones adicionales proporcionan una buena descripción del universo. Todavía no contamos con ninguna observación que requiera dimensiones adicionales para ser explicada. Por otra parte Hawking piensa con otros expertos que, deberíamos tomarnos seriamente los modelos con dimensiones adicionales basados en la existencia de una red de relaciones inesperadas, llamadas dualidades, entre dichos modelos. Estas dualidades demuestran que todos los modelos son esencialmente equivalentes, es decir, son tan sólo aspectos diferentes de una misma teoría subyacente que ha sido llamada teoría M. Tal vez fuese posible que nuestro universo fuese una 2brana que coexiste con otras infinitas branas más o menos cercanas dentro de un multiuniverso.

Más imaginación: Los universos Paralelos de Everett y De Witt

Como se sabe es necesario describir el movimiento de las partículas microscópicas mediante una onda. La onda no es en sí un objeto físico que pueda imaginarse como una sustancia ni observarse en el laboratorio; es una onda probabilística; se habla de funciones de onda. En el celebre ejemplo del experimento mental del gato de Shrodinger encerrado en una caja en que puede morir por la desintegracion de un átomo radiactivo, el estado del gato y del átomo están correlacionados y deben estudiarse como un estado gato-atomo. Este estado tendrá una funcion de onda que no puede calcularse como una combinación lineal de las funciones separadas del gato y del átomo. Schrodinger llamó a estas situaciones "estados entrelazados". Por ejemplo, existen estados entrelazados de la posible existencia del electron, un 20% de probabilidad de existencia aquí, un 15% alli y un 65% en otra parte. Cuando se hace la medida, se detecta el electrón aqui, el mismo Schrodinger propone que las otras funciones de onda, de alli y otra parte han colapsado, es el "colapso de la Función de onda". En 1957 Hugh Everett enunció otro punto de vista sobre este asunto, según lo cual no es que colapse ninguna función de onda sino que existen en otra "realidad espacial" o en otro universo. Los observadores también se desdoblan y en esos otros universos detectan las funciones de onda ( electrones) que los observadores "reales" no detectan en nuestro universo. En lugar de suponer que esos otros universos son meras realidades potenciales, Everett propone que esos otros universos existen realmente y son en cada punto tan reales como el que nosotros habitamos. No sólo nuestro cuerpo, sino nuestro cerebro y, cabe presumir, nuestra conciencia se multiplica repetidamente, convirtiéndose cada copia en un ser humano pensante y sintiente que habita en otro universo muy parecido al que vemos a nuestro alrededor. La idea de que el propio cuerpo y la propia conciencia se dividan en miles de millones de copias parece, cuando menos, algo estrafalario. Citando el libro "La Teoría de Dios" de Bernard Haisch, "parece que algunos cientificos están dispuestos a "crear" un número practicamente infinito de universos alternativos con tal de evitar reconocer que la consciencia desempeña un papel en el funcionamiento de nuesto universo. Consideran que creer en estos infinitos universos alternativos, poblados de infinitos seres duplicados alternativos, es un precio pequeño, o al menos aceptable a cambio de mantener su creencia de que la naturaleza está desprovista de verdadera consciencia o propósito"

Bibliografía:

“El Universo Elegante” de Brian Greene

“El Universo en una Cáscara de Nuez” de Stephen Hawking

"La Teoría de Dios" de Bernard Haisch

Documento Gravedad Cuantica, Espacio-Tiempo, Agujeros Negros y Teoría de Cuerdas de Juan Martín Maldacena

Tags: fisica, quantica

servido por valma sin comentarios compártelo

30 Diciembre 2013

Sobre el espacio-tiempo y la Creación del Génesis.

La descripción bíblica del Génesis, la cual se fundamenta en anteriores mitos sobre la creación del Medio Oriente, es extensa en poesía, pero breve en detalles fácticos. No hay una indicación clara si Dios meramente ordenó un caos primigenio, o creó la materia y la luz en un vacío preexistente, o hizo algo aún más profundo. Abundan las preguntas incómodas. ¿Qué estaba Dios haciendo antes de crear el universo? ¿Por qué lo creó en un instante en el tiempo y no en otro? ¿Si había estado contento durando una eternidad sin un universo, qué causó que cambiara de parecer y creara uno? La Biblia deja mucho espacio para debatir sobre estos temas. Y ciertamente ha habido mucho debate. De hecho gran parte de la doctrina cristiana concerniente a la creación ha sido desarrollada mucho después que el Génesis fuera escrito, y fue influida por tanto por el pensamiento griego como por el judío. Dos aspectos en particular son interesantes desde el punto de vista científico. El primero es la relación de Dios con el tiempo; el segundo es su relación con la materia. Todas las principales religiones occidentales proclaman que Dios es eterno, pero la palabra “eterno” puede tener dos significados bastante distintos. Por un lado puede significar que Dios ha existido por una duración infinita de tiempo en el pasado, y continuará existiendo por una duración infinita en el futuro; o puede significar que Dios está fuera del tiempo mismo. Como mencionara en el capítulo 1, San Agustín optó por el último cuando aseguró que Dios hizo el mundo “con el tiempo y no en el tiempo.” Considerando al tiempo como parte del universo físico, más que como algo en el cual la creación del universo ocurre, y colocando a Dios fuera, Agustín evito limpiamente el problema de qué estaba haciendo Dios antes de la creación. No obstante esta ventaja tuvo su precio. Todos pueden ver la fuerza del argumento “algo debe haber iniciado todo.” En el siglo diecisiete estaba de moda referirse al universo como una máquina gigantesca que había sido puesta en marcha por Dios. Aún hoy mucha gente gusta de creer en el rol de Dios como el Primer Motor o la Primera Causa en una cadena cósmica causal. ¿Pero qué significa para un Dios que está fuera del tiempo causar algo? A causa de esta dificultad, los creyentes en un Dios atemporal prefieren enfatizar su rol en sostener la creación a cada momento de su existencia. No hay una distinción trazada entre creación y preservación: ambas son para los ojos de un Dios atemporal una y la misma acción. La relación de Dios con la materia similarmente ha sido sujeto de dificultades doctrinales. Algunos mitos de la creación, como la versión babilónica, pintan una descripción del cosmos creado a partir de un caos primigenio. (“Cosmos literalmente significa “orden” y “belleza”; este último aspecto sobrevive en la moderna palabra “cosmética.”) De acuerdo a esta visión, la materia precede, y es ordenada por, un acto creativo sobrenatural. Una imagen similar fue expuesta en la Grecia clásica: El Demiurgo de Platón estaba restringido a tener que trabajar con materiales ya existentes. Esta fue también la posición tomada por los Cristianos Gnósticos, quienes se refirieron a la materia como corrupta, y por lo tanto un producto más del demonio que de Dios. En realidad el uso más amplio de la palabra “Dios” en estas discusiones puede ser bastante confuso, dada la amplia variedad de esquemas teológicos que han sido propuestos a lo largo de la historia. La creencia en un ser divino que inicia el universo y luego se “sienta” para ver como se desarrollan los acontecimientos y no toma parte directa en los asunto subsiguientes es conocida como “deísmo.” Aquí la naturaleza de Dios es capturada por la imagen del relojero perfecto, una clase de ingeniero cósmico, quien diseña y construye un mecanismo vasto y elaborado y luego lo hecha a andar. En contraste con el deísmo está el “teísmo” que cree en un Dios que es el creador del universo, pero también se involucra en el día a día del mundo, especialmente en los asuntos de los seres humanos, con quien Dios mantiene una relación personal y papel de guía. En ambos, deísmo y teísmo, se hace una clara distinción entre Dios y el mundo, entre el creador y la criatura. Dios es concebido totalmente distinto y más allá del universo, aunque es todavía responsable del universo. En el sistema conocido como “panteísmo” no se hace tal separación entre Dios y el universo físico. Por lo tanto Dios es identificado dentro de la naturaleza misma: todo es parte de Dios, y Dios está en todo. Está también el “panenteísmo,” que se asemeja al panteísmo en el sentido que el universo es parte de Dios, pero en el cual no está todo Dios. Una metáfora es aquella en la que el universo es el cuerpo de Dios. Finalmente, un número de científicos ha propuesto un tipo de Dios que evoluciona dentro de universo, eventualmente volviéndose tan poderoso que se asemeja al Demiurgo de Platón. Uno puede imaginar, por ejemplo, vida inteligente, o aún máquinas inteligentes volviéndose gradualmente más avanzadas esparciéndose por el cosmos, obteniendo control sobre porciones cada vez más grandes hasta que su manipulación de la materia fuera indistinguible de la naturaleza misma. Tal inteligencia parecida a Dios podría desarrollarse de nuestros propios descendientes, o aún haberse desarrollado ya de alguna comunidad o comunidades extraterrestres. La fusión de dos o más inteligencias diferentes durante este proceso evolutivo es concebible. Sistemas de esta clase han sido propuestos por el astrónomo Fred Hoyle, el físico Frank Tipler, y el escritor Isaac Asimov. El Dios en estos esquemas es claramente menos que el universo, y aunque inmensamente poderoso, no es omnipotente, y no puede ser considerado como el creador del universo como un todo, sólo de parte de su contenido organizado; al menos que se introdujera algún arreglo particular de relación causal inversa, por medio de la cual la súper inteligencia al final del universo actuara hacia atrás en el tiempo para crear tal universo como parte de un lazo causal auto consistente. La imagen que obtenemos del origen del universo es una muy particular. En un instante finito en el pasado el universo de espacio, tiempo y materia está limitado por una singularidad ( un punto del espacio-tiempo con infinita compresión ) . El devenir en existencia del universo es por lo tanto representado no sólo por la aparición abrupta de la materia, sino del espacio y del tiempo también. El significado de este resultado no debe ser subestimado. La gente a menudo pregunta ¿Dónde ocurrió el big-bang? No ocurrió en ningún punto del espacio en absoluto. El espacio mismo devino en existencia con el big-bang. Hay una dificultad similar con la pregunta ¿Qué pasó antes del big-bang? La respuesta es no hubo un “antes.” El tiempo mismo comenzó con el big-bang. Como hemos visto, San Agustín mucho tiempo atrás proclamó que el mundo había sido hecho con el tiempo y no dentro del tiempo, y esa es precisamente la postura de la ciencia moderna. Sin embargo no todos los científicos estaban preparados para aceptar esto. Mientras aceptaban la expansión del universo, algunos cosmólogos intentaron construir teorías que sin embargo evitaban un origen singular para el espacio y el tiempo.

( Tomado del libro “La mente de Dios” del escritor Paul Davies )

Tags: cosmologia

servido por valma 6 comentarios compártelo

4 Noviembre 2013

Eros y Tánatos en Wilhelm Reich

La angustia del orgasmo y la éstasis (inmovilidad) sexual, según Wilhelm Reich, son la causa básica de la neurosis social de masas que actualmente amenaza nuestra misma supervivencia como especie. Reich entonces, concibió la neurosis no meramente como paquetes aislados de enfermedad en una sociedad de lo contrario sana, “normal”, sino como un fenómeno de masas, una plaga emocional promulgada por la misma estructura social. La neurosis es la norma. Del mismo modo, un síntoma neurótico no es un defecto aislado en una personalidad de lo contrario sana; la estructura caracterial entera es más o menos neurótica. El síntoma sólo es el indicio más notable de la condición total subyacente. El libro ideal para comenzar el estudio de la Orgonomía es “La Función del Orgasmo” de W. Reich, editado por Paidós, porque está considerado la autobiografía intelectual de Reich. ( Es una edición corregida por él mismo en 1948, y contiene un resumen de sus teorías hasta esa fecha ). Cuando se reprime el Eros se libera el Tánatos, el impulso de muerte. El Eros y el Tánatos son dos caras de lo mismo: el instinto de supervivencia. El primero representa el instinto de reproducción, y el segundo el de preservación, el que impulsa a atacar o huir, caracterizado por el miedo y el odio. Reich pensaba que la éstasis sexual, debido a su efecto sobre el sistema nervioso autónomo, es también la causa básica de la mayoría de las enfermedades. El sistema nervioso autónomo en realidad está integrado por dos sistemas complementarios, el simpático y el parasimpático, que ejercen una influencia opuesta sobre cada órgano del cuerpo. El sistema nervioso simpático moviliza al organismo ante acciones de emergencia: pelear o huir (el Tánatos). Estimula la secreción de adrenalina y está implicado en combatir todo tipo de stress o infección. El parasimpático, por su parte, está implicado en la relajación y el placer, igual que la digestión y el despertamiento sexual (el Eros). En términos generales, el simpático tiene que ver con la contracción y el parasimpático con la expansión de la totalidad del organismo. Un organismo sano normalmente debería oscilar entre estos dos polos de acuerdo con las circunstancias cambiantes. Pero el organismo acorazado, orgásticamente impotente, está esencialmente en un estado crónico de contracción. Al mismo tiempo, la presión constante de la energía condenada a prisión perpetua actúa como una fuente continua de stress. Fisiológicamente, esto ocasiona la activación crónica del sistema nervioso simpático, o “simpaticotonía crónica”. Años de experiencia clínica con el análisis del carácter condujeron a Reich a su descubrimiento más original y extraordinario: el descubrimiento de la coraza muscular y el famoso trabajo corporal reichiano. El halló que la estructura caracterial neurótica y las emociones reprimidas están en realidad fisiológicamente enraizadas en espasmos musculares crónicos. Las emociones no son meros sentimientos que flotan alrededor del cerebro: toda emoción también involucra un impulso a la acción. La tristeza, por ejemplo, es un sentimiento –un evento psíquico- pero también involucra un impulso a llorar, impulso que es un verdadero evento psíquico que conlleva un determinado tipo de respiración, vocalizaciones, expresiones faciales, y hasta acciones convulsivas de los miembros. Si el intento de llorar tiene que ser suprimido, todos esos impulsos musculares convulsivos tiene que ser suprimidos por medio de un esfuerzo voluntario de contención y de tensión. Sobre todo uno debe contener la respiración. Con esto no sólo se suprimen los sollozos o los gritos, sino que se hace descender el nivel de energía disminuyendo la toma de oxígeno. Además, las tensiones musculares bloquean el flujo de energía que constituye un aspecto esencial de la excitación emocional. Si la retención muscular llega a hacerse habitual, se convierte en contracciones espásticas crónicas de la musculatura. Estos espasmos se vuelven automáticos, inconscientes; no pueden ser relajados voluntariamente; persisten aún al dormir. La supresión se ha convertido en represión. Los sentimientos y recuerdos olvidados permanecen adormecidos aunque intactos bajo la forma de impulsos de la acción congelados en los músculos y la totalidad de estos espasmos musculares crónicos constituye un sistema de coraza muscular que nos defiende contra los estímulos del exterior, pero también contra los estímulos del interior. Así, la coraza muscular es el aspecto físico y la coraza caracterial es el aspecto psíquico de nuestro sistema de defensa. Uno es completamente inseparable del otro. Por ej. la sonrisa neurótica que analizamos anteriormente no sólo es una defensa emocional o una actitud psíquica: se trata también de una contracción espástica crónica de la musculatura de la cara. Se la puede atacar en forma efectiva tanto por medios físicos como psíquicos.
Leer el articulo completo en:
http://www.avizora.com/publicaciones/psicologia/textos/0122_reich_orgonomia.htm


Tags: psicologia

servido por valma sin comentarios compártelo

10 Octubre 2013

Utilización 100% de la CPU en el ordenador

Ultimamente el ordenata iba muy lento, observando todos los procesos que se estan ejecutando con el administrador de tareas, veo que un "svchost.exe" del sistema está mucho rato usando más del 90% de la CPU. He parado este proceso "svchost.exe" , se descarga la CPU pero algún programa que uso para internet deja de funcionar bien, no ha sido buena idea. Reinicio el ordenata y el "svchost.exe" ni tocarlo.
En uno de varios foros consultados, sugieren que este proceso controla varios servicios y que pudiera ser el de " actualizaciones automáticas de windows". Efectivamente yo le tengo activado y lleva un tiempo notificando que hay nuevas actualizaciones para descargar e instalar. Así pues he desactivado actualizaciones automaticas, ahora aparece icono alerta de color rojo en la barra de tareas y sale el típico letrerito de que mi ordenata puede estar en riesgo etc. He descargado e instalado en windows update 20 actualizaciones. Dejaré desactivado las actualizaciones automáticas que en efecto parece era el servicio controlado por "svchost.exe" que usaba practicamente toda la CPU; de momento ya va el ordendor perfectamente. De vez en cuando entrar con internet en windows update para buscar actualizaciones, pero dejaré desactivada la búsqueda automática.

Tags: informatica

servido por valma sin comentarios compártelo


Buscar

suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

¿Qué es esto?

Crea tu blog gratis en La Coctelera